27 feb 2014

Diy

Dicen que la crisis agudiza el ingenio, y la filosofía del DIY es un ejemplo más de la razón que tiene este popular refrán. Porque si en los últimos años una tendencia lidera los hogares es el DIY.

El DIY no es más que una abreviatura de Do it Yourself, es una corriente muy influyente en la actualidad sobre todo en el mundo de la moda y la decoración.

Consiste generalmente en la fabricación manual de accesorios de todo tipo, a través del DIY se pueden hacer todo tipo de creaciones, pueden ser desde mobiliario para el hogar, hasta ropa, pasando por peinados, y hasta coches.

El auge de este movimiento en decoración, se debe a la gran cantidad de ventajas que tiene el DIY frente a la compra de productos nuevos.

En primer lugar es una forma muy  de decorar las diferentes estancias de tu casa, y tienes multitud de opciones para hacerlo, puedes optar por utilizar productos reciclados o antiguos para darles una segunda oportunidad renovándolos totalmente.

Es una iniciativa perfecta para darle personalidad a tu hogar, tener elementos decorativos que has hecho tú mismo en casa, es una forma de elegir una decoración exclusiva, original y a tu gusto.

Las posibilidades del DIY son infinitas, y aunque parezca increíble los resultados obtenidos son todo un acierto, si se hace con gusto.

Podemos hacer cabeceros de cama  o lámparas con guirnaldas de papel, jarrones con botellas de colores, una mesa baja con palés de madera o una estantería con una antigua escalera.

Y tú, ¿Te animas a decorar en tu casa con accesorios DIY?

 

 

Share Button
[top]